Jornada «Estáis en el mundo pero no sois del mundo». Ponencia de María José Castejón: Secularidad Consagrada

Mensaje del Papa a los participantes en la 50ª semana nacional de vida consagrada
18 mayo, 2021
Jornada del 29 de mayo: Secularidad consagrada en el siglo XXI
26 mayo, 2021

En el marco de la Semana de Institutos de Vida Consagrada bajo el lema «Consagrados para la vida del mundo», este miércoles 19 de mayo ha participado M.ª José Castejón Giner, Siervas Seglares de Cristo Sacerdote y presidente actual de la CEDIS y moderado por Carolina Sánchez del Instituto Secular Filiación Cordimariana.

“Nos jugamos mucho en la Iglesia en la formación de todos sus miembros”, así lo ha expresado Mª José Castejón Giner durante su conferencia titulada ‘Secularidad consagrada’ en la tercera jornada de la 50ª Semana de Vida Consagrada del ITVR.

María José ha dado cuenta de la identidad de los institutos seculares y de cómo la secularidad consagrada es signo de la secularidad de la Iglesia. “La síntesis entre secularidad y consagración es lo que muestra y desvela la identidad de los institutos seculares como fruto del Espíritu Santo. No es la suma de dos elementos, sino una única realidad que no puede separarse”. «En nuestra vida experimentamos la paradoja y el misterio. Vivimos el atrevimiento de ser testigos del misterio de Dios único, encarnado, presente y la humildad de nuestra presencia traspasada por la gracia en medio del mundo que es oportunidad y resistencia a esa misma gracia. El Reino es una realidad presente. Ha sido iniciado e instaurado por Jesús ‘ya’. Pero al mismo tiempo es una realidad futura, su plenitud ‘todavía no’ ha llegado, sino que se alcanzará al final de los tiempos».

Por otro lado, ha detallado la “gran novedad” que aportaron los institutos seculares: su estructura. “Una forma radicalmente novedosa de vivir los consejos evangélicos por el camino de la secularidad. En ellos se ofrece una forma diferente de expresar el seguimiento a Jesucristo con radicalidad, que permite estar en todos los ambientes: familiares, sociales, laborales, etc. Esta estructura es capaz de acoger una gran pluralidad de formas de vida. No tiene la forma canónica de vida comunitaria, pero implica ser ‘signo’ de la ‘paternidad de Dios’, que nos convoca a todos a vivir la fraternidad universal”.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad