CEDIS

Pasión por Dios, pasión por la humanidad

Consagración

Siguiendo a Cristo en la práctica de los consejos evangélicos, siendo testimonio y trabajando por reordenar las realidades temporales según el designio de Dios.

Secularidad

Permaneciendo dentro del mundo, en las situaciones ordinarias de la vida, como una actitud de compromiso apostólico con atención a los valores de las realidades terrenas que han de ser imbuidas del espíritu evangélico.

Espiritualidad de síntesis

Constante tensión para una síntesis entre el amor de Dios y el amor al mundo, arraigados en la Palabra como ciudadanos del mundo, para vivir entre los criterios que vienen de Dios y de la historia humana.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Comunicado antes la situación en la frontera de Melilla

“He visto el clamor de mi pueblo…. Yo te envío, ve a ellos y llévales MI SALVACIÓN” (Ex 3,7-ss) Madrid, […]

Programa Testimonio de RTVE: Institutos Seculares

Testimonio de Anna Lithgow, que nos habla como miembro de un Instituto Secular y como investigadora de la Universidad de […]

Apoyo de la Iglesia española al Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares de la ONU (TPAN) y petición para que el Gobierno firme y ratifique el Tratado

La Comisión General de Justicia y Paz lleva varios años trabajando con el fin de sensibilizar contra el uso de armas nucleares formando […]

Día Mundial del Refugiado: millones de personas deambulan por el mundo sin un lugar ni hogar de residencia

La Asamblea General de las Naciones Unidas tomó la decisión oficial de Celebrar anualmente el “DÍA MUNDIAL DEL REFUGIADO”. Esta […]

Ecos de la Jornada Académica «Los Institutos Seculares: desafío profético» del pasado 11 de junio

El 11 de junio de 2022, quedará en la memoria de CEDIS, de los Institutos Seculares y de toda la […]

¡Estamos de celebración!

75º aniversario de la promulgación de la Constitución Apostólica

Provida Mater Ecclesia

Enlázate porla justicia

Foro de laicos

Pueblo de Dios en salida

Os halláis en una misteriosa confluencia entre dos poderosas corrientes de la vida cristiana, recogiendo riquezas de una y de otra. Sois laicos, consagrados como tales por los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, pero habéis escogido el acentuar vuestra consagración a Dios con la profesión de los consejos evangélicos aceptados como obligaciones con un vínculo estable y reconocido. Permanecéis laicos, empeñados en el área de los valores seculares propios y peculiares del laicado (Lumen gentium 31), pero la vuestra es una «secularidad consagrada».

Pablo VI. Discurso a los Responsables Generales de los Institutos Seculares, 20 de septiembre de 1972