2ª sesión del curso «Conectados a través de la vocación»: Consejos Evangélicos
16 enero, 2021
XXV Jornada Mundial de la Vida Consagrada
21 enero, 2021

Pilar Prat Munt llegó a Tánger en 1953 para incorporarse en la nueva fundación de Pro-Ecclesia que en el año 1950 fundó el sacerdote catalán Luis Ribas Altarribas. Desde sus comienzos se destacó por la entrega al prójimo y su incondicional servicio a la Iglesia, donde no regateó esfuerzos en cuanto se le encomendaba. Decía de sí misma que era el comodín, pues no tenía destino fijo, pero por donde pasaba dejaba un recuerdo imborrable de lealtad, obediencia, sacrificio y amor.

Cursó la  carrera de Magisterio que siempre ejerció donde el Instituto disponía, pues le encargaron la formación de las nuevas incorporaciones, cuyo trabajo lo compartía con la dirección de una residencia para jóvenes estudiantes de Información y Turismo.

Años más tarde regentó un colegio en Lemona desde donde vino para abrir una guardería en Parla con gran éxito y cariño del pueblo, Después fue elegida Responsable General del instituto durante varios periodos y pasó a prestar su servicio a Tetuán (Marruecos) en la Escuela de Formación de la mujer musulmana durante varios cursos, donde regresó actualmente para examinar a las alumnas que en junio, por causa de la Pandemia no lo pudo hacer, y les prometió que regresaría para ello. Dios le concedió el privilegio de una larga vida, 90 años que los dedicó sin regateo hasta el final, y que se quedara en esa amada tierra.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.