Gratitud y esperanza ante la canonización de Pablo VI
14 octubre, 2018

El 17 de noviembre a las 5 de la tarde en la Casa de Espiritualidad Nuestra Señora de la Vega en Salamanca, nos reunimos para una primera convivencia los Institutos Seculares de Zamora y Salamanca. En reuniones anteriores se había comentado la necesidad de dar un cambio a estos encuentros (2 o 3 anuales) para promover el conocimiento entre los distintos institutos y sus miembros.

La experiencia ha sido positiva, han participado al menos un miembro de los institutos presentes en nuestras ciudades y ha participado activamente el vicario de pastoral D. Policarpo Díaz:

  • Alianza en Jesús per María (1)
  • Auxiliares de Jesús Maestro Divino. (1).
  • Caritas Christi (1)
  • Cruzadas Evangélicas (2)
  • Cruzadas de Santa. María (2)
  • Hermandad de Operarias Evangélicas (2)
  • Hogar de Nazaret (2)
  • Misioneras seculares (18)
  • Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote (9)
  • Voluntarias de D. Bosco (1)

La reunión empezó con la presentación de la nueva directiva y una breve presentación de las asistentes. También se comunicó nuestra presencia en el Consejo Diocesano de Pastoral (2 representantes, Cruzadas de Santa María (Elisa Ramírez) y Hermandad de Operarias Evangélicas (Lita Torrero), además de la presencia en la nueva Delegación para la Vida Consagrada en la que estamos representadas por las Cruzadas Evangélicas (Chari Álvarez). Esta representación supone nuevos canales de comunicación con la diócesis de una manera activa.

En un segundo momento presentamos el roll-up que habíamos diseñado para la CEDIS regional, para poderlo utilizar en las actividades en que estemos presentes como CEDIS, y que sea una manera de hacernos un poco más visibles.

Luego tuvo la palabra el vicario de Pastoral que nos habló de la misión de la Delegación diocesana de Vida Consagrada y de algunas iniciativas surgidas de la Asamblea Diocesana, así como algunas ideas sobre los Institutos Seculares, sobre todo el desconocimiento de esta vocación en la diócesis y entre el presbiterado.

⇒ hacer la Vida Consagrada más visible en la diócesis y una mayor implicación de la vida consagrada en la diócesis.

⇒ Hablar de laicos consagrados cuando se habla de Vida Consagrada.

⇒ Entre las conclusiones de la Asamblea Diocesana está la de una imagen de la Iglesia como una barca en la que todos vamos, una única barca en la que todos trabajamos. Nos descubrimos todos: necesarios e imprescindibles.

La presencia de los II.SS. es tan importante como la vida contemplativa, o el presbiterado o el obispo o el último laico insignificante.

Los institutos seculares aportan la flexibilidad necesaria para llegar a cualquier rincón.

Al cura secular o diocesano la música de los Institutos Seculares debería sonarle a su misma música. El saber” secular” no se puede perder en la Iglesia.

La Asamblea diocesana dice ⇒ Amar el carisma de los demás tanto como el propio, y para amar hay que conocer.

En el diálogo posterior le preguntaron si la diócesis opta por los ministerios laicales y comentó lo de algunas iniciativas en las zonas rurales donde la falta de sacerdotes no hace posible la Eucaristía dominical.

Hay tres equipos funcionando para hacer” Celebraciones de la Palabra”:

  • Zona Vitigudino -Parroquias
  • Zona Guijuelo -Centros Eucarísticos
  • Zona Armuña -Celebración de la Palabra.

Con sinceridad y de corazón comentó que el pecado es clericalismo. Que está muy extendido e incluso en aquellos que parecen que no lo tienen, hay muchos ramalazos. Muchos sacerdotes a lo largo de la historia han infrautilizado al laicado, lo han infantilizado.

En líneas generales se van dando pasos, con un poco de retraso y no suficientemente largos. Los cambios se están dando por necesidad y no por virtud.

Hay un déficit de Vocaciones de todo tipo, Porque hay un déficit espiritual en la sociedad en que vivimos.

El siguiente momento fue la presentación del IS Cruzadas Evangélica, (Chari Álvarez). Nos dio algunas pinceladas de la vida del fundador que fueron gestando la idea del Instituto. Así como el establecimiento del Instituto en Salamanca.

Después para terminar rezamos Vísperas y compartimos una merienda.

La experiencia ha sido positiva, el ambiente fraterno, cordial y se respiraba una necesidad de hacer cosas en común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *